Conoce el aumento de construcción de viviendas sustentables en Chile

construccion de viviendas sustentables

En los últimos años la preocupación por cuidar al planeta ha pasado a convertirse en acciones reales y tangibles no sólo por parte de las personas a nivel individual, sino también las empresas se han sumado para darle un giro ecologista a sus productos.

En este sentido, la industria mobiliaria no se ha quedado atrás, puesto que en los últimos diez años ha aumentado la construcción de viviendas sustentables en Chile, elaboradas de materiales ecológicos y reciclados con diseños innovadores han pasado a convertirse en tendencia.   

Momento clave para Chile y la construcción

Durante 2012 surgieron las primeras iniciativas sobre temáticas de eficiencia energética con el propósito de separar el aumento significativo respecto al crecimiento del PIB. Se puso en marcha la construcción sustentable e incrementó el desarrollo de energías limpias y renovables, además de comenzar a pensar en la habitabilidad de los espacios construidos y su relación con el medio ambiente. 

Sin embargo, desde el 2006, el país ya había tenido sus primeras construcciones calificadas con la certificación LEED (Leadership in Energy & Environmental Design), desarrollado por el Consejo de la Construcción Verde de Estados Unidos. En él se evalúan el uso eficiente de agua y energía, los materiales y recursos para su construcción, la calidad de ambiente interior, entre otros. 

Desde entonces han surgido varias empresas con proyectos interesantes en cuanto a viviendas sustentables, además de órganos especializados en temas relacionados con estos edificios habitacionales, la innovación y el urbanismo. Entre ellos están la Secretaría Ejecutiva de Construcción Sustentable y la Certificación Edificio Sustentable (CES).

Para el 2017, más de 30 mil viviendas ya contaban con pre etiquetas o etiquetas de calificación, que acreditaban su nivel de eficiencia energética. La mayoría, residencias sociales (81%), seguido de las viviendas privadas. Pero, para el 2019, ya eran 164 edificios los que contaban con certificación CES y casi 200 tenían el sello LEED. 

Una forma efectiva de ahorrar

Además, de su impacto ecológico, uno de los mayores atractivos de este tipo de viviendas es el hecho de promover el ahorro. Normalmente, la electricidad en estos hogares sustentables es generada con paneles fotovoltaicos y para calentar agua se utilizan paneles termosolares, lo que da como resultado un ahorro promedio de 56% en electricidad y 54% en agua.

Otros métodos de ahorro se encuentran en acciones básicas de cada persona, por ejemplo, se utiliza agua de la lluvia para el WC, difusores de agua y chimenea de ventilación para enfriar el hogar en verano, colector solar de aire para calentar la casa en invierno, entre otros materiales que ayudan a llevar un nuevo de estilo de vida, promoviendo el cuidado del medio ambiente. 

Así es como la construcción de viviendas sustentables en Chile ha aumentado y se ha convertido en una realidad, si bien es cierto que el valor de estas casas es elevado, con los anteriores beneficios expuestos queda claro que el confort estará garantizado y el ahorro llegará a largo plazo de distintas maneras. 

Lo más importante es el hecho de poder llevar nuestra vida diaria con normalidad y al mismo tiempo aportar un granito de arena a beneficio del medio ambiente.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Una respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Newsletter

Archivos